Tour M – El Muro y sus fisuras

Las fugas subterráneas desde y hacia Berlín

Desde que el régimen de Alemania Oriental permite la erección del muro de Berlín en 1961, existieron innumerables intentos de escapar hacia la libertad excavando túneles por debajo de la infame „zona de muerte” en el arenoso suelo de la capital. El primero de éstos túneles aparece ya en 1961, el último, en 1984. Gracias a un total de más de 70 túneles les fue posible a un aproximado de 300 ciudadanos de la RDA huir hacia el oeste de la urbe. Hubo fugas espectaculares y, también, denuncias y amargos fracasos: la Stasi, el servicio secreto del este, fue debidamente informada al respecto. En condiciones cada vez más precarias, empieza un verdadero juego de „el gato y el ratón” entre los potenciales fugitivos, los constructores de dichos túneles y la „seguridad del estado”.

En éste recorrido se ponen de manifiesto no sólo las historias de los túneles de fuga. También, aquellas ligadas a las „estaciones fantasmas” con sus casi perfectos sistemas de seguridad y los obstáculos en el sistema de alcantarillado en contra de los „violadores de frontera”. Luego de una visita a la muestra temática en el refugio civil Blochplatz, abordaremos el „metro-taxi” en dirección a la calle Bernauer Straße donde, en un tramo de tan solo 350 metros, el subsuelo fue excavado en 7 ocasiones! En las cercanías del punto más crítico durante la primera etapa de la construcción del muro (Bernauer Straße), la visita continua en las profundidades de la antigua cervecería Oswald Berliner. En interiores, apreciaremos las peculiaridades del suelo berlinés y la recreación de los dos proyectos más espectaculares de aquellos años: los túneles „29” y „57”.

Para concluir, recomendamos una visita a las instalaciones del Dokumentationszentrum Berliner Mauer (Centro de Documentación del Muro de Berlín) en la calle Bernauer Straße.

Impresiones